Seleccionar página

Por Dra. Lourdes Alcántara

La próstata forma parte de los órganos reproductores del hombre.  En los hombres menores de 50 años, el problema más común de la próstata es la prostatitis. En los hombres mayores de 50 años, el problema más común de la próstata es el agrandamiento de la próstata. Esta afección también se conoce como hiperplasia prostática benigna (BPH). Los hombres mayores  presentan agrandamiento de la próstata, Y también corren riesgo de desarrollar cáncer de próstata, pero esta enfermedad es mucho menos común que la BPH.

Prostatitis quiere es  inflamación o irritación de la próstata.  síntomas:

ganas de orinar con más frecuencia

fiebre

cansancio

La inflamación de cualquier parte del cuerpo por lo general es una señal de que el cuerpo está combatiendo gérmenes o reparando una lesión.  Cuando la causa es bacteriana  el médico puede darle un antibiótico, un medicamento que destruye las bacterias.

Otras  posibles causas  puede ser una piedra en el riñón, o cáncer.

Cuando no se encuentra la causa el médico podría determinar   una   prostatitis no bacteriana.

el mejor tratamiento   cambiar el régimen alimenticio o darse baños tibios.   bloqueador alfa   No hay una solución unica que sea eficaz para todos  las prostatitis

La BPH

Una necesidad frecuente y urgente de orinar.

Dificultad para iniciar el chorro de orina.

Un flujo de orina débil.

Una cantidad pequeña de orina cada vez que va al baño.

La sensación de que todavía tiene que orinar más.

Goteo de orina.

Cantidades pequeñas de sangre en su orina.

Algunos hombres que tienen cáncer de próstata también presentan BPH, pero eso no significa que las dos afecciones estén siempre relacionadas. La mayoría de los hombres que padecen BPH no desarrollan cáncer de próstata. Sin embargo, como los síntomas iniciales son iguales en ambas afecciones, usted debe consultar al médico para que evalúe estos síntomas.

La BPH puede llevar a problemas graves como es la infección de las vías urinarias. Si usted dificultad para iniciar la micción debe buscar atención médica de inmediato. A veces pasa esto súbitamente cuando los hombres se toman una medicina de venta libre para la alergia o resfriado. o disuria inicial.

Varias pruebas ayudan al médico a identificar el problema y elegir el mejor tratamiento

Tacto rectal es el primer examen que se realiza. Este examen le da al médico una idea general del tamaño y condición de la próstata.

Prueba de sangre, para detectar el antígeno prostático específico (prostate-specific antigen o PSA. Un nivel alto de PSA puede ser una señal de cáncer de próstata. Sin embargo, esta prueba no es infalible. Muchos hombres con niveles altos de PSA no tienen cáncer de próstata. Es posible que el médico quiera tomar una radiografía o una ecografía de la próstata. La pielografía intravenosa (intravenous pyelogram o IVP por sus siglas en inglés) es una radiografía de las vías urinarias.

la ecografía rectal, se introduce una sonda, o catéter, en el recto para enviar ondas sonoras que rebotan de la próstata.

Uro-flujometría.

Cistoscopia.

Procedimientos no quirúrgicos

Vaporización fotoselectiva de la próstata (photoselective vaporization of the prostate o PVP por sus siglas en inglés):

Incisión transuretral de la próstata (transurethral incision of the prostate o TUIP por sus siglas en inglés):

Termoterapia transuretral por microondas (transurethral microwave thermotherapy o TUMT por sus siglas en inglés):

Ablación transuretral con aguja (transurethral needle ablation o TUNA por sus siglas en inglés):

Tratamiento con cirugía. El procedimiento para quitar toda la próstata se llama prostatectomía.

En la cirugía abierta  más común se llama resección transuretral de la próstata (transurethral resection of the prostate o TURP por sus siglas en inglés).

Debe seguir haciéndose chequeos de la próstata una vez al año, incluso después de la cirugía, para estar seguro de que no hay desarrollo de BPH o cáncer de próstata.

La mayoría de los hombres recupera la función sexual completa al año después de la cirugía. El tiempo de recuperación  depende del tipo de cirugía y de cuánto tiempo se hayan presentado los síntomas antes de la cirugía.

Después de la cirugía  algunos hombres no les sale semen del pene durante el orgasmo. En lugar de salir por el pene, el semen se va hacia atrás, a la vejiga, esto se conoce como eyaculación retrógrada,  que a veces se puede tratar esta afección con un medicamento

Los problemas de erección y la falta de control de la vejiga se pueden tratar.

Si se le extirpa la próstata completamente para detener el cáncer, es probable que presente problemas de tipo sexual y de control de la vejiga, como goteo de orina, pero esto tiene tratamiento.

¿Necesitas ayuda?Habla con nosotros