Seleccionar página

Por Dr. William Pratt

Que es autismo?
El autismo es una incapacidad relativa al desarrollo mental que típicamente aparece durante los tres primeros años de vida. Es resultado de un trastorno neurológico que afecta el funcionamiento del cerebro. El autismo y sus comportamientos asociados pueden ocurrir en 1 de cada 59 individuos.

¿Qué es un niño con autismo?
El trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno cerebral con el que se nace. Afecta a la comunicación y a la interacción social y va acompañado de patrones de comportamiento e intereses restringidos y repetitivos.

¿Cómo se comporta un niño con autismo?
Diferencias de comportamiento (conductas repetitivas y obsesivas) en un niño con autismo. Prefiere las rutinas, el orden y los ritos; tiene dificultadas con los cambios o la transición de una actividad a otra. Se obsesiona con algunas actividades inusuales, que hace de forma repetitiva durante el día.

¿Qué es el autismo y cuáles son sus características?
Definimos el autismo como un trastorno del neurodesarrollo que afecta a las áreas de interacción social, habilidades de comunicación y a las funciones ejecutivas y cognitivas, ocasionando dificultades en el aprendizaje, el juego, la comunicación y la conducta.

¿Cómo se debe tratar a un niño con autismo?
Así pues, las pautas que proponemos sobre cómo tratar a un niño autista son las siguientes.
Actúa desde la empatía. …
Anticípale las situaciones o los eventos. …
Proporciónale rutinas. …
Utiliza sistemas alternativos de comunicación (en caso necesario) …
Estructura sus actividades. …
Refuerza mucho su conducta positiva.
Cómo es el aleteo de un niño autista?
Pueden incluir una parte del cuerpo o todo el cuerpo, o incluso un objeto o juguete. Por ejemplo, las personas con un TEA pueden pasar mucho tiempo aleteando los brazos de manera repetitiva o meciéndose de lado a lado.

Cómo ayudar a socializar a un niño con autismo?
Pasos a seguir en el autismo: Niños mayores (de 6 a 12 años)
1er paso: Busque apoyo en la escuela de su hijo. …
2do paso: Conviértase en un experto en tecnología. …
3er paso: Organice reuniones para jugar y tiempo para socializar con otros niños. …
4to paso: Haga que su hijo se mueva. …
5to paso: Aborde las necesidades emocionales de su hijo. …
6to paso: Prepárense para la pubertad.

Qué es lo más grave del autismo?
El grado de severidad del autismo varía mucho.
Los casos más graves se caracterizan por una completa ausencia del habla de por vida y comportamientos extremadamente repetitivos, inusuales, autodañinos y agresivos. Este comportamiento puede persistir durante mucho tiempo y es muy difícil de cambiar.

Cómo se puede curar el autismo?
No hay cura para el trastorno del espectro autista, y no existe un tratamiento único para todos los pacientes. El objetivo del tratamiento es maximizar la capacidad de tu hijo para desempeñarse al reducir los síntomas del trastorno del espectro autista y respaldar el desarrollo y el aprendizaje.
Cuáles son los diferentes tipos de autismo?
Se diferencian 5 grandes tipos de autismo, por lo que las personas que lo padecen pueden situarse en cualquier punto del espectro:
Autismo.
Síndrome de Rett.
Síndrome de Asperger.
Trastorno desintegrado infantil o síndrome de Heller.
Trastorno generalizado del desarrollo no especificado.

Cómo saber si tengo algún grado de autismo?
Cómo identificar los signos del autismo
No mantiene contacto visual o establece muy poco contacto visual.
No responde a la sonrisa ni a otras expresiones faciales de los padres.
No mira los objetos ni los eventos que están mirando o señalando los padres.
No señala objetos ni eventos para lograr que los padres los miren.
Cuál es la diferencia entre Autismo y Asperger?
Sin embargo, se pueden destacar algunas diferencias que son las siguientes: El autismo se manifiesta de forma evidente durante los 3 primeros años de vida del niño, sin embargo el Síndrome de Asperger no es tan evidente puesto que la capacidad intelectual de un niño con Asperger puede ser superior a la media.

¿Qué es autismo grado 1?
Trastorno autista o de grado 1
También es conocido como autismo severo, y constituye el grado más profundo del espectro autista, siendo este el más reconocido.
Cómo saber si tengo autismo adulto?

¿Cuáles son las señales y los síntomas de los trastornos del espectro autista?
Hacer poco contacto visual o hacerlo de manera inconsistente.
Tener la tendencia de no ver o de no escuchar a las personas.
Compartir rara vez los objetos o las actividades que les gustan, señalándolos o mostrándolos a otros.

Cómo saber si un adulto es Asperger?
Escasa capacidad de entender el lenguaje en el contexto en que se usa. No llegan a entender frases coloquiales ni la ironía. Pueden presentar un patrón de conducta restrictivo o repetitivo. Demuestran interés por un tema específico, llegando a ser el único que les interesa.

 

Información básica sobre el trastorno del espectro autista
English (US)
Hermanos y hermanas que se sientan en la hierba alta

Los trastornos del espectro autista (TEA) son una discapacidad del desarrollo que puede provocar problemas sociales, comunicacionales y conductuales significativos. A menudo, no hay indicios en el aspecto de las personas con TEA que los diferencien de otras personas, pero es posible que quienes tienen un TEA se comuniquen, interactúen, se comporten y aprendan de maneras distintas a otras personas. Las destrezas de aprendizaje, pensamiento y resolución de problemas de las personas con TEA pueden variar; hay desde personas con muy altos niveles de capacidad (dotadas, o gifted en inglés) y personas que tienen muchas dificultades. Algunas necesitan mucha ayuda en la vida diaria, mientras que otras necesitan menos.
Actualmente, el diagnóstico de TEA incluye muchas afecciones que solían diagnosticarse por separado e incluyen el trastorno autista, el trastorno generalizado del desarrollo no especificado de otra manera (PDD-NOS, por sus siglas en inglés) y el síndrome de Asperger. Hoy en día, a todas estas afecciones se las denomina trastornos del espectro autista.
Signos y síntomas

Las personas con un TEA a menudo tienen problemas con las destrezas sociales, emocionales y de comunicación. Es posible que repitan determinados comportamientos o que no quieran cambios en sus actividades diarias. Muchas personas con TEA también tienen distintas maneras de aprender, prestar atención o reaccionar ante las cosas. Algunos de los signos comienzan durante la niñez temprana y, por lo general, duran toda la vida.
Los niños o adultos con TEA podrían presentar las siguientes características:
No señalar los objetos para demostrar su interés (por ejemplo, no señalar un avión que pasa volando).
No mirar los objetos cuando otra persona los señala.
Tener dificultad para relacionarse con los demás o no manifestar ningún interés por otras personas.
Evitar el contacto visual y querer estar solos.
Tener dificultades para comprender los sentimientos de otras personas y para hablar de sus propios sentimientos.
Preferir que no se los abrace, o abrazar a otras personas solo cuando ellos quieren.
Parecer no estar conscientes cuando otras personas les hablan pero responder a otros sonidos.
Estar muy interesados en las personas pero no saber cómo hablar, jugar ni relacionarse con ellas.
Repetir o imitar palabras o frases que se les dicen, o bien, repetir palabras o frases en lugar del lenguaje normal.
Tener dificultades para expresar sus necesidades con palabras o movimientos habituales.
No jugar juegos de simulación (por ejemplo, no jugar a “darle de comer” a un muñeco).
Repetir acciones una y otra vez.
Tener dificultades para adaptarse cuando hay un cambio en la rutina.
Tener reacciones poco habituales al olor, el gusto, el aspecto, el tacto o el sonido de las cosas.
Perder las destrezas que antes tenían (por ejemplo, dejar de decir palabras que antes usaban).
Sepa más sobre los síntomas »
Infórmese sobre los indicadores del desarrollo que deben alcanzar los niños pequeños »

Diagnóstico
El diagnóstico de los TEA pueden ser difíciles de hacer debido a que no existen pruebas médicas, como un análisis de sangre, para diagnosticarlos. Para llegar a un diagnóstico, los médicos observan el comportamiento y el desarrollo del niño.

A veces, los TEA pueden detectarse a los 18 meses de edad o incluso antes. A los 2 años de edad, el diagnóstico realizado por un profesional con experiencia puede considerarse muy confiable.1 Sin embargo, muchos niños no reciben un diagnóstico final hasta que son mucho más grandes. Este retraso significa que hay niños con TEA que podrían no obtener la ayuda temprana que necesitan.
Sepa más sobre el diagnóstico »
Tratamiento
Actualmente, no existe una cura para los TEA. Sin embargo, las investigaciones muestran que los servicios de tratamiento de intervención temprana pueden mejorar el desarrollo de estos niños.2, 3 Los servicios de intervención temprana ayudan a los niños desde el nacimiento hasta los 3 años (36 meses) de edad a aprender destrezas importantes. Estos servicios pueden incluir terapia para ayudar al niño a hablar, caminar e interactuar con los demás. Por lo tanto, es importante hablar con el médico de su hijo lo antes posible si piensa que su hijo tiene un TEA u otro problema del desarrollo.
Incluso si a su hijo no se le ha diagnosticado un TEA, podría reunir los requisitos para recibir servicios de tratamiento de intervención tempana. La Ley para la Educación para Personas con Discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés) establece que los niños menores de 3 años (36 meses) de edad que estén en riesgo de tener retrasos del desarrollo podrían reunir los requisitos para recibir servicios. Esos servicios se prestan mediante un sistema de intervención temprana en su estado. A través de ese sistema, puede solicitar una evaluación.
Además, el tratamiento de síntomas particulares, como la terapia del habla para los retrasos en el lenguaje, no requiere que espere hasta recibir un diagnóstico formal de TEA.
Infórmese acerca de los tipos de tratamiento »
Causas y factores de riesgo
No se conocen todas las causas de los TEA. Sin embargo, hemos aprendido que, probablemente, existan muchas causas para múltiples tipos de TEA. Puede haber muchos factores distintos que hagan que un niño tenga más probabilidades de tener un TEA, incluidos factores ambientales, biológicos y genéticos.
¿A quiénes afecta?
Los TEA ocurren en todos los grupos raciales, étnicos y socioeconómicos, pero es 4.5 veces más frecuente en los niños que en las niñas.

Si tiene alguna inquietud
Si piensa que su hijo puede tener un TEA o que puede haber un problema en la forma en que juega, aprende, habla o actúa, comuníquese con el médico de su hijo y coméntele sus inquietudes.
Si usted o el médico siguen teniendo inquietudes, pídale al médico que lo remita a un especialista que pueda evaluar a su hijo en mayor profundidad. Los especialistas que pueden hacer una evaluación en mayor profundidad y llegar a un diagnóstico son los siguientes:
Pediatras del desarrollo (médicos que tienen una capacitación especial en el desarrollo de los niños y en los niños con necesidades especiales)
Neurólogos pediatras (médicos que tratan el cerebro, la columna vertebral y los nervios)
Sicólogos o siquiatras para niños (médicos que saben acerca de la mente humana)
Al mismo tiempo, llame al sistema público de intervención infantil temprana de su estado para solicitar una evaluación gratuita a fin de saber si su hijo reúne los requisitos para recibir servicios de intervención. A veces, a esta evaluación se la llama evaluación “Child Find”. No es necesario que espere a que el médico le dé una remisión o haga un diagnóstico para hacer esta llamada.
El lugar al que debe llamar para obtener una evaluación gratuita del estado depende de la edad de su hijo:
Si su hijo aún no ha cumplido los 3 años, comuníquese con su sistema local de intervención temprana.
Si su hijo tiene 3 años o más, comuníquese con el sistema de educación pública local.
Incluso si su hijo todavía es demasiado pequeño para el jardín de infantes o no está inscrito en la escuela pública, llame a su escuela primaria o a la junta de educación local y pida hablar con alguien que pueda ayudarlo a conseguir una evaluación para su hijo.
Las investigaciones muestran que los servicios de intervención temprana pueden mejorar considerablemente el desarrollo del niño.2, 3 A fin de asegurarse de que su hijo alcance su máximo potencial, es muy importante obtener ayuda para los TEA lo más pronto posible.
Referencias

Lord C, Risi S, DiLavore PS, Shulman C, Thurm A, Pickles A. Autism from 2 to 9 years of age. Arch Gen Psychiatry. 2006 Jun;63(6):694-701.
Handleman, J.S., Harris, S., eds. Preschool Education Programs for Children with Autism (2nd ed). Austin, TX: Pro-Ed. 2000.
National Research Council. Educating Children with Autism. Washington, DC: National Academy Press, 2001.

¿Necesitas ayuda?Habla con nosotros