Seleccionar página

Los alimentos que aumentan la serotonina y la dopamina mejoran la función cerebral, así como los estados depresivos leves o el simple desánimo, estos   neurotransmisores armonizan la presión arterial, potencian la calidad de nuestro descanso y además, aportan esa pequeña dosis de energía y bienestar para afrontar nuestras jornadas.

Existen cuatro químicos naturales en nuestros cuerpos que suelen ser definidos como el «cuarteto de la felicidad»:  serotonina, endorfina, dopamina y oxitocina.

Hay alimentos que favorecen y potencian la química cerebral capaz de aliviar la sintomatología asociada a la depresión, mejora nuestro humor. Sin embargo, no hay ningún alimento capaz de resolver por completo cualquier trastorno depresivo.

Alimentos que aumentan la serotonina y la dopamina

Un aspecto que debemos aclarar es que los niveles de serotonina y dopamina oscilan en nuestro organismo por diversas razones si estamos en atravesando un periodo de   estrés,

o estamos frente a enfermedades tiroideas.

Los alimentos   que pueden favorecer la producción de dos de los neurotransmisores más valiosos: la serotonina y la dopamina.

  1. La avena

La avena forma parte de lo que se conoce como carbohidratos «inteligentes».   Uno de ellos son los carbohidratos complejos (alimentos de origen integral en su mayoría), los cuales tiene además favorecen la producción de triptófano, un aminoácido esencial a partir del cual se sintetiza la serotonina. La avena, además, tienen seis de los ocho aminoácidos esenciales: isoleucina, leucina, lisina, metionina, y fenilalanina. Todos esos elementos   mejoran el ánimo.   Asimismo, es interesante saber que la avena es un alimento esencial para nuestro desayuno.

  1. El plátano

De entre los alimentos que aumentan la serotonina y la dopamina, el plátano es sin duda uno de los más destacados.    Favorece la producción de triptófano.

Nos aporta vitamina A, C, K y B6, componentes básicos para favorecer la síntesis y metabolismo de múltiples neurotransmisores como la serotonina y la dopamina.

  1. Los huevos

El doctor Ricardo Cepero Briz de la Universidad de Zaragoza ha confirmado en uno de sus estudios que los huevos   aportan colesterol bueno o HDL. La clave está en consumirlos con equilibrio, los huevos al igual que los lácteos nos ayudan a producir triptófano y vitamina B6, sustancias necesarias para la producción de serotonina y dopamina.

 El chocolate

Aumentan la serotonina y la dopamina, el chocolate es uno de los preferidos.   nos proporciona exorfina, un analgésico natural que reduce el dolor. Y también nos ofrece teobromina, una sustancia similar a la cafeína que nos inyecta energía. Trozos de chocolate

  1. La piña

La piña alivia la ansiedad y es antiinflamatoria. Es rica en vitamina C, ideal para favorecer la circulación, la concentración y la motivación,  es diurética y desintoxicante.  vitaminas B1, B6, E, potasio, magnesio, yodo, cobre ácido fólico.

  1. El salmón

Pescados como el salmón o la caballa son ricos en vitaminas del complejo B. Este tipo de nutrientes esenciales son muy necesarios para favorecer la producción de serotonina y dopamina.   el cerebro necesita de forma regular omega-3 presente en el salmón, con el cual mejorar procesos como nuestra atención, memoria o estado de ánimo.

 Los garbanzos

Aumentan la serotonina y la dopamina, hummus, uno de los alimentos que aumentan la serotonina y la dopamina

 El pimiento

Aumentan la serotonina y la dopamina es el pimiento. Sobre todo, si es rojo. Esta tonalidad ya nos advierte de su riqueza en antioxidantes, y ello le encanta al cerebro. Asimismo, tampoco podemos olvidarnos de la capsaicina, un compuesto químico sustancia excepcional que a muchos les encanta (y otros evitan). Esa sensación de quemazón que produce aumenta nuestra producción de endorfina y mejora nuestro bienestar.

  1. Pipas o semillas de girasol

Las semillas de girasol   son ricas en triptófano, ese aminoácido esencial para producir serotonina. Además contienen un nivel muy elevado de antioxidantes y magnesio, un mineral necesario para la salud de nuestro cerebro.

Por último, es importante recordar que las semillas de girasol son más saludables de modo natural. Así que mejor sin sal no otros componentes. Solo un puñado en nuestras ensaladas    aumentan la serotonina y la dopamina

Para concluir, es posible que muchos de nosotros incluyamos más de un alimento aquí señalado en nuestro día a día, ahí donde no falten el ejercicio y una buena gestión de estrés y la ansiedad.

¿Necesitas ayuda?Habla con nosotros